SI HUBIERA EN TOTAL DOS SITIOS, SERIA EL SEGUNDO

1 Shares
1
0
0

Hacía mucho que no escribía, también hacía mucho que no sacaba fotos, claramente andaba algo perdido, perdido porque elegí estarlo, porque cuando no pongo sobre la mesa lo que me pasa, todo se desvirtúa.

Siempre voy poniendo energías sin medir muy bien en que, no se si va para bueno o no, pero la pongo igual, esto no está bien ni mal, es lo que es y nada más, pero si trae repercusiones.

Hace unos meses digamos que vengo muy movilizado, porque esto de buscar lo que uno realmente quiere, es de una intensidad gigante y cuando crees que más o menos vas agarrando la onda del asunto, te aparece otra situación y Zas! a la mierda todo.

Para ser honesto, hoy, con el diario del lunes me pone contento que todo se haya ido a la mierda, porque me obligo a tener que Elegir y entender el peso de dicha acción, porque yo suelo decir a menudo “El que elige se equivoca” y no por una cuestión pesimista, sino porque en ese preciso acto, donde elegís, todas las otras posibilidades se anulan, tenias en tu poder infinitas posibilidades para una determinada situación, pero elegiste una, vivi con eso ahora!.

Elegirme a mi, no fue fácil, ¡ay no! creeme que no, hay un tema de Woz que dice “parece que saber hacerse bien es todo un desafío” y si que lo es, pero bueno, es lo que es y si la vida te da limones haces limonada, pero ya, no hay mucho más que eso, relax, o al menos eso crei que yo me decía para salir airoso de todo, no lo se muy bien.

Decidí que iba a hacer lo que tuviera ganas, que todos se podían ir un poco a la mierda y que, siempre con mucho respeto, yo iba a hacer lo que tuviera ganas, siempre y cuando no joda a nadie.

Sali a bares, conocí gente, hice un montón de cosas que yo jamás hubiese hecho, pero cada vez que surgía algo me preguntaba, ¿queres hacerlo? y si la respuesta era si, me mandaba de una. 

Antes me negaba a salir, pero creo porque me daba miedo no saber qué decir o que hable mucho de mi, como buen leonino que soy, pero me di cuenta que no tiene importancia, así como elegí estar ahi, tambien puedo elegir no estarlo más, como así también la otra persona. 

Ahi comprendi la libertad de elegir, quedarte cuando queres, irte cuando queres, estar con quien queres, me resulta liberador y pienso para mis adentros, como no la viste antes Hipolito!

Las personas que me conocen, saben que soy  un poco particular y me gusta mucho recorrer solo la naturaleza, pero no es que no disfrute de la compañía, todo lo contrario, me reconforta. Y hasta hace una semana estuve a punto (por suerte) de embarcarme en una aventura, que mirándola bien era completamente innecesaria y fue así que me di cuenta, cuando ya estaba por salir a hacerla, con los miedos que esto trae, era una aventura en invierno, bastante dura, sin carpa ni muchas comodidades y cuando me encontré con todo armado, para salir asi como este, directo a la guerra, entonces me pregunte ¿Que estoy haciendo? ¿Hago esto porque quiero o porque me estoy escapando de algo? Claramente la respuesta a mi segunda pregunta fue lapidaria, no quería estar ahí, sino que iba a buscar sentir algo un poco más fuerte de lo que venía sintiendo, como para cambiar una sensación por otra y no, había que abrazar ese sentimiento que estaba no dejando ser.

Venía con unas semanas muy duras, mucho que procesar y no venía como encaminar un poco mejor todo, que dicho sea de paso, no se si acomode mucho esa semana, porque la anterior a la del viaje, fue un caos total, tuve días de burocracia, pero de la mala, la que no te permite avanzar por mero capricho o desconocimiento, atravesado eso, el viernes hubo problemas con el sistema de facturación y los remitos que se facturaron no estaban más y no podíamos vincular las facturas con los remitos y entonces no se podía saber que cobrar y lo peor de todo que a ese sistema lo implementé yo.

Así que intentando resolver ese problema , hablando con los chicos del sistema, brindandoles toda la información para que puedan ayudarme a resolver este problema, pero eso no fue todo, sino que me pongo a hacer la facturación de otros remitos y cuando los facturo en el programa, nadie sabe por que, le volvió a agregar el iva, así hice 13 facturas, nada puede malir sal.

Mi jefe que poco amigo es de la tecnología, estaba intranquilo y yo quería encontrar la manera de explicarle de lo digital a lo analogico, pero no podia encontrar las palabras justas para hacerle entender, asi que lo unico que podia hacer es pedir disculpas por los inconvenientes ocasionados, que esto no va a volver a suceder, que vamos a utilizar otra metodología de trabajo de ahora en adelante y que de corazón lo siento, que no quiero causar problemas sino aportar soluciones.

A lo que él muy cariñosamente me respondió que está todo bien, que son cosas que pasan, pero yo sabía que me quería prender fuego y con justa razón, pero a veces hay cosas que nos exceden y poco podemos hacer. Yo sigo trabajando en recuperar de algún modo la información perdida y de ahí en adelante mitigar cualquier imprevisto que pudiera aparecer.

En medio de esta semana así de revuelta, se empieza a gestar un viaje, que es la antítesis de mi viaje, yo siempre salgo solo porque disfruto de la calma, del no ruido y este viaje, este viaje eran cinco mujeres y yo.

Y me permito decir que cada una de ellas tiene una capacidad formidable de hacerse oír, lejos de cualquier plan mio que diga que busco tranquilidad, pero yo con estas mujeres ando en paz, porque camino tranquilo, voy a veces rápido, a veces lento, me separo, me acerco, pero siempre las escucho.

Es verdad, ya lo se, si uno quiere ir a filmar con ellas, hay un momento en que hay que elegir, si filmar o no, si no filmas te perdes un monton de cosas y si filmas vas a grabar voces que no deberían salir, yo la verdad que me rio mucho con las charlas y disfruto de la mezcla de todo, de ir un poco en la mía pero escuchando las risas de fondo y me resulta super tranquilizador, porque si hay algo que me gusta es compartir y por eso filmó, porque hay muchos momentos que son dignos de ir filmandolos.

El primer dia esquiamos un poco, yo quizá un poco insistidor con el ski, que sigo siendo evangelizador, que es muy divertido y te ayuda a meterte en lugares muy lindos, pero bueno dos se bajaron, insistí creo lo justo y necesario y cuando vi que no iba más, di por terminada la misión, cabe destacar que Martina salio andando lo mas bien!

Esa misma tarde salimos a caminar un poco por los bosques e inspeccionar un poco el área, dimos un par de vueltas, encontramos unos lugares muy lindos y volvimos para juntarnos con el grupo.

Ahi casi me termine de convencer que lo que tenía que hacer era caminar, no esquiar, porque tenía que ver un poquito más a la montaña, así que para el otro día habíamos ya casi organizado una caminata, sin saber bien a donde, pero íbamos.

Al día siguiente llegamos a la pista y yo venía dudando si alquilar el equipo para tirarme de una montaña que había que subir caminando o hacer una caminata. Paulina, Romina y Mirtha salieron rapidísimo para la montaña, yo me quede deliberando con Noelia y Martina si me quedaba y alquilaba el equipo o no, así que dije, voy a ver que onda la montaña, si me convence alquilo el equipo.

salí con todo para alcanzar a las chicas y empezamos a subir, para mi descontento la cumbre de la bajada que me gustaba era re corta y ni valía la pena cargar los esquís hasta ahí para bajar en medio segundo, así que seguimos caminando.

Empezamos a adentrarnos en la montaña y ya la nieve no era tan compacta y ya nos llegaba hasta los tobillos y a veces hasta la rodilla, subimos, subimos y subimos.

Casi ya llegando a nuestro primer destino les digo “ahí está la frontera, si pasamos del otro lado somos ilegales, asi que no lo dude y fui el primero en cruzar, pero en mi defensa y se los dije, para tener la vista linda hacía falta cruzar la frontera y resultó ser cierto, yo no miento (solo cuando tengo que dar kilometrajes). 

Previo a llegar a la cumbre pasamos por un arbolito que quede mirando y creo que Paulina dice “Poli ya esta mirando el lugar para pasar la noche” a lo que yo dije que estaba hermoso, re calentito, se me cagan de risa y siguen subiendo, cuando bajamos, volví para ese arbol asi tomamos unos mates ahi, posta que para mi era el lugar ideal para quedarse y hasta pasar la noche, claro está con una linda bolsa de dormir.

Tomamos unos mates mientras yo le hacia propaganda a mi habitacion cinco estrellas y les explicaba las bondades de las comodidades, bebimos unos mates, recargamos pilas y les dije, vamos por donde van los caballos y de ahi bajamos para la pista, bueno bajamos y la nieve cada vez era mas profunda, ya se empezaba a sentir el frio en los pies, mucho hielo, mucha nieve,pero bueno, seguimos, buscamos un par de huellas, encontramos algunas, pero en una parte del camino nos fuimos mas por la parte linda que por la parte facil, y ya habia visto que la montaña era chica y que rodearla iba a ser menos pesada que subirla y bajarla, con lo que no conte fue con la profundidad de la nieve, asi que empezamos a adentrarnos y bueno, a mi me tocaba abrir huella, pero claro mis pasos no son los mismos que los de mis compañeras y cuando no me daba cuenta me encontraba dando pasos como los mios y no los pequeños que debia dar para dejar buena huella para mis compañeras, en varias oportunidades les pase dos o tres veces armando senderitos para que puedan cruzar tranquilas, cruzamos todo, nos adentramos en un bosque un poco inclinado, medio patinoso, pero ahi nadie iba gritando, ni nada, habia un silencio sepulcral, yo no podia parar de reirme de lo callado que venia el grupo, el ultimo kilometro fue jodido, tardamos 27 minutos en avanzar un kilometro, asi se dura venia la mano.

Llegamos a la pista y ahí estaban Noelia y Martina, intente calentar mis pies y secar mis botas, pero fue en vano, estaban empapadas, me había entrado nieve continuamente, tenía los tobillos congelados, me dolían como si se fuesen a cortar, fue horrible, pero no todo había terminado.

Noelia quería ir al bosque de los duendes, así que fuimos, me animo a decir que no hubo una caminata en la que yo sufra tanto o pensara que en cualquier momento veía volar a alguien hacia el fondo del arroyo, cabe destacar que el unico que sufrio una caida dura fui yo, caminamos todo por hielo, charcos, hicimos lo imposible para llegar y llegamos, ni mates llevamos, nada.

Subimos hasta la ruta y de ahí bajamos hasta la camioneta, nos subimos cargamos combustible y emprendimos la vuelta hacia nuestra ciudad, que nos esperaba una botella de vino con la cual íbamos a dar por finalizado el viaje.

Llegamos, brindamos y tomamos el vino, todos muy felices de la aventura que habíamos vivido.

Toda esta experiencia que me tocó vivir fue solo por una elección, yo estaba teniendo unos días un poco tormentosos, había elegido embarcarme en una aventura que era muy riesgosa, pero despues entendi que podía elegir por mi, desde el corazón, y termine donde no pensaba, en medio de un grupo de hermosas personas que yo sin decir ni a de lo que me había sucedido, me dieron su amor, sus abrazos, palabras lindas, sus caras, cuando me dicen “tenes que dejar de querer hacer todo” y dejarme servir.

Estas mujeres con las que me toca y elijo compartir la verdad que son lo más, porque me llenan de energía, porque yo siempre las exijo un poquito más de la cuenta, para que vean que ellas pueden y ellas conmigo hacen lo mismo y por eso estoy eternamente agradecido.

También estoy agradecido con la vida por ponerme en todas las situaciones que me pone, las buenas y las no tan buenas, porque estoy seguro de que el universo tiene un plan, pero me parece que gran parte de ese plan es ser sincero con uno mismo y permitirse maravillarse con estas cosas que nos pasan, que no son pequeñas, pero si pasan desapercibidas, como un cálido abrazo, unas bellas palabras, un te quiero, estas cosas que llenan tanto y las dejamos pasar, me gusta tener la conciencia de que cuando elijo todo sale bien, porque lo hago por mi, porque eso es lo que hace que mi corazón resuene, podra ser solo o con compañia, pero ciertamente prefiero la compañia, se me viene una parte de la canción Asilo de Drexler que dice “abre tus brazos, cierralos conmigo dentro” ¿Acaso hay alguna sensacion mas linda que estar dentro de un abrazo?, cuando sentis que esta todo bien, que queres quedarte ahí, bueno, eso es compartir para mi, sentirse así, como en una nubecita, que no se si todo lo puede, pero al menos amortigua la caída.

1 Shares
1 comment
  1. Fue la mejor decisión de mi vida, compaetir esos momentos unicos que quedarán por siempre en mi memoria. Gracias Poly por ser tan gran compañero de aventuras.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You May Also Like